Brainwave Therapy

Futura promesa en terapia de ondas cerebrales

En 2018, un artículo de nature.com hablo sobre la «terapia de ondas cerebrales». Procedimientos no invasivos que ajustan las oscilaciones cerebrales que, en el futuro, podrían ser una alternativa efectiva a los medicamentos para afecciones como la Nieve Visual. 

Oscilaciones neuronales y condiciones neurológicas

Cada vez hay más evidencia y comprensión sobre las oscilaciones neuronales por su papel en las condiciones neurológicas.

Además, se han observado oscilaciones gamma debilitadas en un paciente con Nieve Visual. Se sospecha que puede contribuir críticamente en la fisiopatológica de la afección.

Terapia de ondas cerebrales

Algunas de las técnicas utilizadas para explorar las oscilaciones neuronales y comprender estas condiciones también están ayudando a avanzar en la «terapia de ondas cerebrales» como un enfoque de tratamiento para trastornos neurológicos complejos.

Neurorrealimentación

La biorealimentación es cuando se miden las respuestas corporales para dar retroalimentación y permitir comenzar a controlar mejor estas funciones, ej. tension muscular. La neurorrealimentación es el equivalente cerebral.

En el método, las ondas cerebrales se miden mediante electrodos y un electroencefalograma, en el cual se identifica cómo cambian las ondas cerebrales en respuesta a ciertos estímulos. Luego se pueden introducir señales (generalmente en forma de sonido/vídeo) que ayudan a promover la actividad positiva de las ondas cerebrales y rechazar la actividad negativa de las ondas cerebrales.

La neurorrealimentación tiene la intención de enseñar al paciente a controlar sus ondas cerebrales. Se ha utilizado para tratar diversas afecciones, incluidas algunas que a veces son comórbidas junto con la Nieve Visual: TDAH, ansiedad, depresión. 

 

En estas, el cambio en la actividad de las ondas cerebrales está destinado a producir un cambio fisiológico. De hecho, se han observado cambios neuroplásticos después de utilizar la neurorrealimentación. Pero al depender de la neuroplasticidad, requiere tiempo para surtir efecto y además, los efectos pueden desaparecer con el tiempo. Otras causas biológicas subyacentes no se abordan implicitamente.

¿Cómo es una sesión de neurorrealimentación?

Reproducir vídeo

Optogenética

La optogenética combina óptica y genética y en contraste con el neurorrealimentación, es una técnica biológica. Las proteínas genéticamente modificadas que reaccionan a la luz se utilizan para permitir que las neuronas individuales sean controladas y monitoreadas. La optogenética se está utilizando para avanzar en la comprensión de la función cerebral y la percepción visual. También está ayudando a desarrollar una terapia basada en la luz.

Explicación de la Optogénica

Reproducir vídeo

En 2009, un estudio que utilizó optogenética descubrió que los pulsos de luz podían usarse para impulsar las oscilaciones gamma en el cerebro de un ratón. Otro estudio de 2016 con algunos del mismo anterior equipo de investigación demostró que la estimulación de las ondas cerebrales gamma con parpadeos de luz podría cambiar la expresión génica en ratones con Alzheimer y afectar el metabolismo celular. El Alzheimer es una afección en la que hay una actividad debilitada de ondas gamma. Los investigadores en ese estudio encontraron una reducción del 67% de las placas formadas a partir del péptido β-amiloide en la corteza visual, junto con una reducción en las proteínas Tau, dos características del Alzheimer.

Una limitación para tales aplicaciones de tratamiento (quizás menos para la Nieve Visual) es que son efectivas en la corteza visual. Para orientar de forma confiable regiones más allá de la corteza visual, se están explorando métodos como la estimulación eléctrica transcraneal.

Terapia basada en la luz para la enfermedad de Alzheimer

Reproducir vídeo

Estimulación eléctrica transcraneal

Se refiere a la aplicación no invasiva de corrientes eléctricas al cerebro a través de electrodos. La aplicación de la corriente se puede modificar, ej. amplitud o frecuencia, esto permite ayudar a apuntar a diferentes regiones del cerebro y crear resultados específicos.

 

Un ejemplo relevante es la estimulación de corriente alterna transcraneal (TACS). Esta estimulación, entre otras cosas, puede modular la excitabilidad de la corteza visual.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Redimensionar imagen
Contraste
A %d blogueros les gusta esto: